Probablemente te preguntes ¿porqué siempre aparece esta calentura en mi boca en los momentos menos oportunos?

Si sufres el virus del herpes labial o VHs-1 seguramente te estarás tratando con antivirales a base de aciclovir (un derivado sintético de los nucleósidos) teniendo el riesgo de padecer grandes efectos secundarios como (erupciones en la piel, hinchazón de cara, dificultad para tragar…)

El Herpes es un virus que poseemos todos penetra a través de nuestra piel o mucosas, se integra en el ADN de nuestra células y se instala en nuestros ganglios linfáticos, puede permanecer asintomático y en algunos casos no llega a manifestarse nunca.

Pero cualquier circunstancia que produzca una bajada de defensas (estrés, fiebre, ciclo menstrual, emociones fuertes…)

Nos puede desencadenar un brote. Por ello cuando tenemos emociones fuertes como bodas, eventos, un gran enfado …puede aparecer como molesto acompañante.

La única forma de luchar contra el herpes labial es subiendo las defensas.

¿Cómo subimos nuestras defensas?

Para ello la naturaleza nos provee de todo lo necesario.

Nuestras amigas las abejas nos proveen de propóleo, un potente anti-viral y anti-bacteriano natural, esta sustancia es fabricada por las abejas a partir de la resina de corteza y hojas de determinados árboles para mantener a raya a virus y bacterias en sus panales esto se logra por su riqueza en flavonoides y fenoles antisépticos

Evidencias de recientes estudios científicos atribuyen al propóleo efectos mucho mas importantes que el fármaco aciclovir y una mayor eficacia en los resultados obtenidos para eliminar el herpes labial y genital ¿por qué tomar un medicamento inútil si la naturaleza nos ofrece una solución totalmente inocua y más potente?

Además tendrás un alivio del dolor bastante significativo y una cicatrización más rápida

En los hospitales de Rusia es utilizado en todas las intervenciones quirúrgicas por su rápida cicatrización además de poseer las propiedades antes dichas de eficiencia contra virus y bacterias

Es tan eficaz que a veces cuando el herpes afecta a la cornea es capaz de reparar los daños provocados por el virus.

Una verdadera joya ¿no crees?

Otro ingrediente que podemos utilizar de las abejas es la Jalea Real, esta nos permitirá subir nuestro sistema inmunitario y de esta manera no volverá a salir. Recuerda que una de las causas que hace que el herpes aparezca es la bajada de nuestro sistema inmune.

Las abejas reservan estos nutrientes exclusivamente para la reina para mantener su longevidad.

Una de sus virtudes es que actúa como una planta adaptógena aumentando de una forma natural la resistencia del organismo frente a tensiones externas así como el estrés.

Ahora bien si tu herpes ya se ha instalado en tu boca, no lo dudes, en el catálogo encontrarás  una pomada muy eficaz que te ayudará a tratar y disminuir de forma rápida los efectos molestos por el herpes.

Esta pomada contiene propóleo para ayudarte con la cicatrización y estimular tu sistema inmune, miel como regenerante celular de tu piel, aceite de hipérico y caléndula como antisépticos, calmantes y regenerantes de la herida y zinc como cicatrizante y aceite esencial de menta para darte frescor y aliviar el escozor.

Como ves todo un arsenal de buenos activos para ayudarte a devolver  la armonía a tu cuerpo, y cicatrizar y bajar la inflamación de tus labios.

Es tan potente que algunas personas que lo han probado y tenían herpes recurrente no les ha vuelto a salir.

Si te lo das justo cuando te notas la calentura con una o dos aplicaciones será suficiente y desaparecerá como por arte de magia es !FANTÁSTICO!

  • Pruébalo no te arrepentirás –

El contenido de este artículo  es de carácter informativo en ningún caso tiene la intención de ofrecer consejo médico ni de sustituir la opinión de profesionales de la salud.

Cualquier uso de la información presente será bajo responsabilidad del propio usuario.

Artículo realizado por Macarena Terrones (Naturópata-Cosmetologa)

Categorías: Salud

0 commentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *